Inicio

Herbodietética

Parafarmacia

Quantum Scio

Bienestar

Estética

Droguería

Contacto

¿Qué es?

Quantum Scio, es un sistema de alta tecnología, con el cual se realizan terapias de Biorresonancia y Biofeedback informatizado.

No invasivo, trabaja con las propias frecuencias de la persona y es capaz de medir y enviar información bioenergética al organismo, funciona bajo los principios de física cuántica.

La Biorresonancia y Biofeedback se basa en el principio de captar modificar y emitir las frecuencias electromagnéticas de los cuerpos.

Cada enfermedad está asociada a un desequilibrio biofísico-energético y el tratamiento consiste en corregir frecuencias en desarmonía para así recuperar la salud.

Quantum Scio, consta de dos partes, un software y un hardware que establece conexión entre un ordenador y el paciente por medio de electrodos, a partir de esta conexión es posible realizar múltiples terapias.

La finalidad de esta terapia, es eliminar el origen del malestar, retomar el organismo a un buen estado de salud y potenciar su poder autocurativo.

¿Qué es?

Quantum Scio, es un sistema de alta tecnología, con el cual se realizan terapias de Biorresonancia y Biofeedback informatizado.

No invasivo, trabaja con las propias frecuencias de la persona y es capaz de medir y enviar información bioenergética al organismo, funciona bajo los principios de física cuántica.

La Biorresonancia y Biofeedback se basa en el principio de captar modificar y emitir las frecuencias electromagnéticas de los cuerpos.

Cada enfermedad está asociada a un desequilibrio biofísico-energético y el tratamiento consiste en corregir frecuencias en desarmonía para así recuperar la salud.

Quantum Scio, consta de dos partes, un software y un hardware que establece conexión entre un ordenador y el paciente por medio de electrodos, a partir de esta conexión es posible realizar múltiples terapias.

La finalidad de esta terapia, es eliminar el origen del malestar, retomar el organismo a un buen estado de salud y potenciar su poder autocurativo.

Tratamientos

Quantum Scio es un sistema basado en Medicina Cuántica y Biorresonancia, indoloro, adecuado para cualquier edad y sin efectos secundarios.
Terapia indicada para aquel que desee mantener una vida saludable y equilibrada.
La meta final de esta terapia, es, reparar cualquier anomalía que pueda existir en la salud del paciente para llevarlo a un estado de bienestar.

El tratamiento tiene una duración de hora y media aproximada. Esta terapia, es un potente rejuvenecedor celular y anti envejecimiento físico.
En las sesiones, conseguimos transformar lo desordenado fisiológicamente en un estado de funcionamiento ordenado.
Mejora el sistema psicológico, inmunológico, neurológico y endocrino.
El tratamiento, aporta soluciones en los que otros métodos convencionales no son suficientes, dando respuestas para recuperar la salud.

- Rejuvenecimiento celular (Antiaging) para mejorar la calidad de vida previniendo posibles desequilibrios en el organismo.

- Estabilización Psicológica. Las cuestiones emocionales, son factores de estrés que debilitan mental y físicamente. Terapia para estrés, ansiedad, trastornos obsesivos, fobias, autoestima...

- Adicción al tabaco. Terapia para tratar la adicción, ansiedad, las ganas de no volver a fumar, el no pasarlo mal durante el proceso...

- Perder peso. Terapia que tiene como finalidad el corregir los desarreglos metabólicos responsables de los excesos de grasa.

Toda patología nos afecta tanto de forma física como también emocional y mentalmente. Por esto, siendo la salud la clave de la vida, si la perdemos nos encontraríamos limitados en todos los aspectos.

Precio del tratamiento: 99€, son 4 sesiones (1 semanal).

Salud

Según la Organización Mundial de la Salud, es el "estado de bienestar bio, psico, social" y no sólo la ausencia de enfermedad o dolencia.

Desde un concepto natural, la Salud es la facilidad de flujo. El flujo de elementos hacia adentro y hacia afuera del cuerpo.

Tomamos sustancias nutritivas, aire, agua, minerales, aminoácidos, grasas, carbohidratos, pensamientos, ideas, amistad, amor, respeto, estimulación mental, estimulación espiritual y un número indeterminado de otros nutrientes. Nosotros nos desintoxicamos y excretamos orina, bióxido de carbono, estornudamos, producimos mucosidad, sudor, sentimientos malos, fijaciones, aficiones, coacciones, intimidaciones, fetiches, manías, obligaciones, dudas espirituales y otro número indeterminado de substancias.

La vida es un ciclo constante de entradas, masticadas, absorciones o rechazos, asimilaciones, necesidades sexuales, producción de toxinas, desintoxicación... Y a empezar de nuevo. Ya que esto es la necesidad de sobrevivir.

Cada persona tenemos unos niveles, que son, el cuerpo, la mente y el espíritu, también tenemos niveles sociales y ambientales. Es imposible separar estos o saber donde unos empiezan y otros terminan.

La salud es la facilidad de flujo de elementos que entran en el cuerpo.
La enfermedad comienza cuando un elemento estresante o una intrusión causan una interrupción en el flujo, el organismo trata de combatir este elemento estresante. Si luchamos con el síntoma y no luchamos con la causa, dejaremos de curarnos. Cuando este elemento estresante continúa en el cuerpo, los órganos comienzan a debilitarse, produciendo menos o exceso de hormonas, enzimas y otros. Con el tiempo los órganos caen en fase orgánica creando atrofia (disminuye su tamaño) o hipertrofia (aumenta su tamaño), en ese momento es cuando nos encontramos con una enfermedad física.

Cuando tratamos a un paciente primero tenemos que eliminar o reducir la causa de la enfermedad, fomentando al paciente la responsabilidad que debe de tener para ayudarle en su curación. Se activa la inteligencia innata estimulando la autocuración del propio organismo, de esta forma se consiguen mejoras y un bienestar general.

Origen de la enfermedad

La física cuántica ha confirmado la realidad de la esencia vibratoria de la vida. El ADN humano vibra a una frecuencia entre 52 y 78 gigahercios. La energía vital no es estática, es cinética, se mueve. Las creencias y actitudes alteran la frecuencia vibratoria de las células y la integridad de nuestro sistema energético. Cada enfermedad y cada órgano corporal tiene su propia "frecuencia" o modalidad vibratoria.

El cuerpo físico está rodeado por un campo energético que abarca el espacio que ocupan los brazos extendidos y todo el largo del cuerpo. Este campo es a la vez un centro de información y un sistema perceptivo muy sensible. Mediante este sistema estamos en constante "comunicación" con todo lo que nos rodea, ya que es una especie de electricidad consciente que transmite y recibe mensajes hacia y desde los cuerpos de los demás.

Quienes practican la medicina energética creen que el campo energético humano contiene y refleja la energía de cada persona. Nos rodea y lleva con nosotros la energía emocional generada por nuestras experiencias interiores y exteriores, tanto las positivas como las negativas. Esta fuerza emocional influye en el tejido físico interno del cuerpo.
De esta manera la biografía de una persona, es decir, las experiencias que conforman su vida, se convierte en su biología. 

Entre las experiencias que generan energía emocional en el sistema energético están las relaciones pasadas y actuales, tanto personales como profesionales, las experiencias y recuerdos profundos y traumáticos, y todas las actitudes y creencias sean de tipo espiritual o supersticioso. Las emociones generadas por estas experiencias quedan codificadas en el organismo y los sistemas biológicos y contribuyen a la formación de tejido celular, el cual genera a su vez una calidad de energía que refleja esas emociones.

Las experiencias positivas y negativas dejan registrado un recuerdo en el tejido celular y en el campo energético.

Nuestro cuerpo contiene nuestra historia, todos los acontecimientos y relaciones de nuestra vida. A medida que avanza la vida, nuestra salud biológica se va convirtiendo en un relato biográfico vivo que expresa nuestra fuerzas, debilidades, esperanzas y temores. Todos los pensamientos que ha tenido una persona han viajado por su organismo biológico y activado una reacción fisiológica.

Todos los pensamientos, al margen de su contenido, entran primero en los sistemas corporales en forma de energía. Aquellos que llevan energía emocional, mental, psíquica o espiritual producen reacciones biológicas que luego se almacenan en la memoria celular.

Así nuestra biografía se teje en nuestro sistema biológico, poco a poco, lentamente y día a día.

Base Científica

Medicina Cuántica:
Un concepto diferente, Holístico de la Medicina, conocida como medicina mente-cuerpo. La medicina cuántica integra la parte física y los pensamientos como parte de un todo. Este tipo de medicina explora la energía que alimenta nuestros órganos, glándulas y tejidos.

A veces pueden darse mal funcionamiento de los órganos aún sin estos estar dañados, ya que las emociones y pensamientos pueden alterarlos.

La salud para la medicina cuántica depende del equilibrio entre la parte física y emocional.

Desde el punto de vista de la Medicina Cuántica, podemos afirmar que la enfermedad aparece en un individuo, cuando un organismo pierde la capacidad de mantener sus funciones en forma ordenada y armónica.
Esta enfermedad o desorden puede manifestarse en cualquier tejido u órgano, por esto es que cada persona desarrolla una enfermedad distinta y con los síntomas particulares que cada individuo es capaz de manifestar.
Mantener este desorden, hará que la enfermedad avance o persista. Corregirlo, en cambio, hará que la enfermedad desaparezca totalmente.

A diferencia de la tradicional, la medicina cuántica se ocupa del origen de las enfermedades, y sostiene que la mayoría de las disfunciones se inician por un desequilibrio energético, mediante la corrección de este, busca que el paciente tenga una mejor calidad de vida, desarrollándose en armonía consigo mismo y con el entorno.

Según la concepción cuántica del ser humano, la gran mayoría de las patologías se inicia por un desequilibrio energético que termina por manifestarse en el ámbito físico.
Aunque parezca increíble todos estos principios y fenómenos cuánticos se han comprobado con numerosos experimentos, confirmándose cada uno de ellos, por ello numerosos científicos aseguran que la mecánica cuántica es la ciencia más exacta jamás descubierta por el hombre.

La medicina cuántica se encuentra basada en una teoría física que, para describir las propiedades dinámicas de las partículas subatómicas y las interacciones entre la materia y la radiación, utiliza el concepto de unidad cuántica.
Se fundamenta en los principios y sustento de la teoría cuántica de Max Plank, teoría de la relatividad de Einstein, teoría del campo Cuántico Unificado, teoría de las Cuerdas y de las membranas, sincronía cuántica, condensado de Bosse Einsten, partículas fundamentales de la materia, uniones magnéticas de efecto túnel. Utilización de los descubrimientos de König (Munich) y Warnk (Sarre) de campos magnéticos pulsantes de baja frecuencia produciendo efectos fisiológicos; Frohlich (Inglaterra) de sistema de bombeo de energía a nivel celular; Fritz Pop (Alemania) determinación de biofotones en células vivas; Illya Prigogine medición de entropía en seres vivos.

¿Por qué funciona?

Cada día hay más fundamentos, para comprender, que el ser humano somos además de un cuerpo biológico, un sistema energético de cuyo equilibrio depende nuestra salud y bienestar, por lo que, la cura de muchas enfermedades, dependerán de que somos energía y vibración asociadas a un cuerpo físico de materia.

En un organismo sano, existe un flujo de energía adecuado, es decir, con un equilibrio razonable. Cuando el flujo de energía sale de nuestro control, debido a exceso de estrés, mala alimentación, toxicidades, virus o bacterias, emociones negativas, bloqueos emocionales, etc, es cuando comienza a manifestarse la enfermedad a nivel físico, mental y emocional.

Quantum Scio, actúa de forma natural, trabajando con frecuencias energéticas de todo tipo en el organismo.

Se trabaja la parte física, la parte emocional y mental.

Se busca que el paciente esté equilibrado en su totalidad.

Al equilibrar el cuerpo con las distintas terapias, conseguimos que el paciente tenga unos beneficios emocionales y físicos, mejorando su bienestar general y calidad de vida.